healthy-pregnancy.com

después del parto

Planificación para la guardería

Una buena guardería brinda tranquilidad a los padres

La elección de la guardería adecuada le da mucha tranquilidad. Saber que su bebé se encuentra en manos dedicadas le permitirá continuar con el trabajo que debe hacer.

Existen dos clases de guardería: guarderías hogareñas, que a menudo son negocios familiares o dirigidos por una sola persona, y centros de guardería, que a menudo son operados por corporaciones u organizaciones sin fines de lucro, por ejemplo, iglesias. Las dos clases de guardería tienen sus ventajas. Independientemente de la clase de guardería que elija, es importante sentir que puede tener una buena comunicación con el proveedor del servicio de guardería.

  • Comience a buscar guarderías antes de que nazca el bebé
  • Piense en el ambiente que desea para su bebé. ¿Prefiere un ambiente hogareño con un solo cuidador? ¿Le gustaría un ambiente como el de un centro de guardería donde puede haber más de una persona que cuide a su hijo?
  • Averigüe cuáles son los requisitos que impone su estado a las guarderías. También averigüe qué se les exige a las guarderías hogareñas y a los centros de guardería
    • National Resource Center for Health and Safety in Child Care and Early Education (Centro Nacional de Recursos para la Salud y la Seguridad en el Cuidado Infantil y la Primera Educación) cuenta con información sobre normas y licencias estatales en www.nrc.uchsc.edu/STATES/states.htm o llame al 1-800-598-5437
    • U.S. Department of Health and Human Services Child Care Bureau (Oficina de Cuidado Infantil del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos) también ofrece recursos para padres que buscan cuidado infantil de calidad en www.acf.hhs.gov/programs/ccb/parents/
    • Muchos estados cuentan con recursos y organizaciones de cuidado infantil que le ayudarán a conocer los requisitos estatales, así como los recursos disponibles en su área

Investigue los proveedores de guarderías hogareñas

  • Averigüe cuántos niños pueden tener en el hogar según su licencia
  • Llame a la agencia estatal o del condado que concedió la licencia para obtener información sobre el proveedor, incluyendo cualquier queja que se haya presentado en su contra
  • Busque referencias y antecedentes
  • Pida referencias y llámelas
  • Visite el hogar y haga estas preguntas:
    • ¿Cuánto tiempo hace que brinda servicios de guardería?
    • ¿Cuántos niños cuidan y de qué edades?
    • ¿Cuidan recién nacidos?
    • ¿Cuidan niños enfermos?
    • ¿Cuál es el horario de atención? ¿Cuánto cobran?
    • ¿Cómo será el día de mi bebé?
    • ¿Qué clase de comidas y bocadillos ofrecen?
    • ¿Hay otros adultos en el hogar? ¿Cuáles son sus responsabilidades?
    • ¿Qué sucede cuando se enferma o se va de vacaciones?
    • ¿Cuál es su política cuando nuestra familia se enferma o se va de vacaciones?
    • ¿Cómo manejan las emergencias?
    • ¿Cuáles son sus reglas con respecto a dejarlos y pasarlos a buscar?
    • ¿Puedo visitar a mi bebé?

Investigue los centros de guardería

  • Averigüe cuántos niños puede haber en el centro y en la sala de su bebé según la licencia
  • Llame a la agencia estatal o del condado que concedió la licencia para obtener información sobre el proveedor, incluyendo cualquier queja que se haya presentado en su contra
  • Pida referencias y llámelas
  • Visite el centro y haga estas preguntas:
    • ¿Tienen licencia? ¿Otorgada por quién?
    • ¿Cuántos integrantes tiene su personal? ¿Qué preparación tienen?
    • ¿Cuidan recién nacidos?
    • ¿Cuántos niños cuidan y de qué edades?
    • ¿Cuidan niños enfermos?
    • ¿Cuál es el horario de atención? ¿Cuánto cobran?
    • ¿Cómo será el día de mi bebé?
    • ¿Qué clase de comidas y bocadillos ofrecen?
    • ¿Cuál es su política cuando nuestra familia se enferma o se va de vacaciones?
    • ¿Cómo manejan las emergencias?
    • ¿Cuáles son sus reglas con respecto a dejarlos y pasarlos a buscar?
    • ¿Puedo visitar a mi bebé?
    • ¿Puedo conocer a la persona que cuidará de mi bebé?

Señales de advertencia

La principal señal de advertencia es su propio nivel de comodidad. Si no se siente cómoda en el hogar o centro, o siente que algo no “está bien” pero no puede identificar específicamente qué es, descarte ese lugar de su lista. También busque estas señales:

  • ¿Hay demasiados niños y pocos adultos?
  • ¿Hay detectores de humo?
  • ¿En la misma sala hay niños de todas las edades?
  • ¿Hay actividades para estimular y hacer participar a los niños o se sientan frente al televisor todo el día?
  • ¿Hay un lugar seguro y tranquilo para que hagan la siesta?
  • ¿Hay olores desagradables o señales de mal estado de las instalaciones?
  • ¿Hay tomacorrientes al descubierto?
  • ¿Los juguetes son seguros y adecuados para la edad de los niños?
  • ¿Los proveedores usan guantes y medidas sanitarias para cambiar pañales y preparar la comida?
  • ¿Los bebés tienen horarios para comer, dormir y jugar?